¿Estás Bruxando?

Bruxar, apretar, juntar, golpear o rechinar los dientes de día o de noche. Este trastorno es muy frecuente actualmente  y se estima que las fuerzas que se ejercen sobre las estructuras dentarias son un 66% más que lo utilizado normalmente en la masticación. Se considera una patología común en todas las edades y semejante en hombres y mujeres.

El bruxismo es de origen multifactorial, factores genéticos, trastornos del sueño, enfermedades del SNC, estrés y oclusión y si se produce durante el sueño es totalmente involuntario

La aparición de manifestaciones clínicas síntomas depende de la frecuencia, duración e intensidad de las fuerzas ejercidas sobre el sistema masticatorio, desgastes en dientes fracturas sensibilidad, pérdida de esmalte, pérdida de inserción periodontal, hipertrofia de músculos, dolor muscular y articular, neuralgia, migraña.

El bruxista suele presentar una personalidad donde todas sus tareas son realizadas como una urgencia y son sensibles al fracaso, presentan ansiedad, tensión muscular y presentan tasas superiores de estrés.

Como su etiología es multifactorial, su tratamiento también debe ir dirigido a distintos ámbitos.

La idea es lograr que los dientes no estén en contacto permanente tanto tiempo a través de férulas o planos de relajación, tratamientos oclusales y utilizar recursos farmacológicos y conductuales a través de la toma de conciencia del hábito, buscar otras manaras de eliminar stress y generar endorfinas, técnicas de relajación.

Los investigadores Molian, Dos santos, Nelson y Nowlin en al año 1999 clasificaron el grado de bruxismo mediante 15 signos y síntomas para medir severidad de bruxismo.

 

  1. Presencia de desgastes dentarios.
  2. Ruidos nocturnos dentarios revelados por un amigo o familiar.
  3. Autoinformación de apretamiento dental diurno.
  4. Autoinformación de tensión y rigidez al diurna.
  5. Autoinformación de tensión y rigidez al despertar.
  6. Autoinformación por despertares nocturnos por rechinado.
  7. Hipertrofia de músculos masetero y temporal.
  8. Fatiga de músculo masetero al despertar.
  9. Fatiga del músculo masetero durante el día.
  10. Despertar por la mañana con la mandíbula encajada.
  11. Dolor cervical al despertar.
  12. Dolor masetero y/o temporal al despertar.
  13. Fatiga corporal Y/o sensación de mal dormir al despertar.
  14. Dolor o malestar dentario al despertar.
  15. Historia de desplazamiento de restauraciones.

 

Bruxismo Leve: 3 a 5 características
Bruxismo Moderado:  6 a 10
Bruxismo Severo : 11 o más

Reserva tu Hora
Sitios, páginas, web,administrables, responsive. Marketing Digital.
Share This